...¿A QUIÉN NO PODRÁS AMAR? SI SÓLO HAY UN HOMBRE,
SI SÓLO HAY UNA MUJER, SI SÓLO HAY UN MUNDO...
DANIEL MACÍAS.

lunes, 3 de junio de 2013

INMA LUNA - CACELA VELHA


CACELA VELHA

Hasta este sitio insólito llegaron las almejas y los niños perdidos,
los que quieren saber qué sucede después de la tormenta.
Esta puerta tan vieja se abre para nosotros
que no tenemos cerraduras,
que atrapamos el roce de las piedras
y de las casas blancas
y de la marisquera agachada en el límite del barro.

La Tarde en que se quiere dormir la bicicleta
se murieron de sol todas las crías de la gata
y bailan las gallinas, negras y descompuestas.
Baja hasta el imposible.
Mira hasta que te duela el corazón,
arénate.
Sube hasta la terraza que se estrella
y que tiene el sabor del elegante acopio de luna y chocolate.
Los ojos juegan a mariscar la tarde
y recogerlo todo en un saquito de memorias de agua.
La luz se emborrachaba en las cervezas,
la chimenea, el frío de no quedarse quieto.
La niña hambrienta,
la que no pude ser,
me rescata de un turbio delirar
en el que deshojaba margaritas desnuda.
No es que se me cayera el cielo encima
es que se derramaba como un mimo sobre nuestras cabezas.
Voy a juntarlo todo con este vendaval
que rasca las ideas y se lleva lo impuro,
retrasa las pestañas para que nada se interponga en lo visto.
Si me quedo clavada en la marisma
cultivaré coquinas y me alimentaré de flor de mar
mientras pienso en vosotros
como recuerdo el sitio al que no fui,
como os sueño corriendo al lugar fronterizo.

Esta cacela velha no puede ser tan vieja,
esta cacela tan solo puede estar abierta

Inma Luna. 
No estoy limpia. (Ed. Baile del sol 2011)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada