...¿A QUIÉN NO PODRÁS AMAR? SI SÓLO HAY UN HOMBRE,
SI SÓLO HAY UNA MUJER, SI SÓLO HAY UN MUNDO...
DANIEL MACÍAS.

lunes, 25 de noviembre de 2013

EL DESORDEN DE NOVIEMBRE - MARÍA JESÚS SILVA

PRESENTACIÓN EL DÍA 28 DE NOVIEMBRE, 20H
EN LA BIBLIOTECA DE BABEL. C/ ARABÍ Nº 4 PALMA DE MALLORCA.
DENTRO DEL 19 ANIVERSARIO DEL ÚLTIMO JUEVES.

La  escalera


Apoyada en un rincón
entre la puerta y el armario
se oculta la vieja escalera.

Ha perdido algunos tornillos
y se posa en un muro de lamento.
Infinitas capas de pintura
ocultan el brillo de los escalones.
El óxido ha deformado
y fracturado peldaños.

Espera cuidados
y defiende que su voladizo es fuerte
todavía.

Mañana la suprimen
llega la otra
más joven
apenas pesa.
Extensible
y transformable.

*************


La plancha



Las arrugas se amontonan resecas
alojadas en la doblez
de un surco yermo.

La plancha se arrastra
desorientada
intenta aplastar la desidia
ahuecar un frunce
bajo la fibra de los días.

Tiempo amortajado
entre gotas de vapor.

Nebulosa infranqueable.

********************

La estantería

La estantería llena de polvo
sujeta lecturas de años
se curva con silencios y noches insomnes.

Apoyada entre los libros
una máscara veneciana
recuerda la dualidad de la vida.

Una foto de Cracovia
en un cementerio judío
se oculta entre versos
advierte un pequeño holocausto
sufrido en las baldas.

Faltan novelas
poemas acuchillados en una maleta
que viajan con otra vida
hacia otro estante.

********************

La bañera


El agua de la bañera está fría.

Restos de espuma y aceite
intentan mantenerse en la superficie.

Cercos de gotas salpican los azulejos
formando una acuarela de caricias.

Una esponja flota en un ángulo
termina por hundirse
entre escamas de piel.

La bañera vacía
tiene un borde gris
mancha la porcelana
define un paradigma de frontera
lo que hubo
lo que hay.

**********

La cómoda


La cómoda blanca
contiene tres cajones
cada uno sujeta
un trozo de vida.

El primero alberga el presente
agónico
se tambalea en las horas.

El segundo almacena el ayer
burla al presente
se retan.

El tercero guarda el futuro
no puede abrirse.


María Jesús Silva
El desorden de noviembre
Ediciones La Baragaña

**************

El desorden de noviembre es el acta de defunción poética de un tiempo que, se presume, fue feliz. La casa habitada por objetos que, a su modo, hablan, ofrecen indicios, y sirven de pretexto a la autora para generar el acto poético. Es un paisaje después de la batalla, los restos de la juerga, los despojos de un acto amoroso, a cuya visión asistimos los lectores a través del humo de la tetera, de los libros que imaginamos un poco empolvados en el anaquel, en el recipiente de una bañera ahora vacía pero que en su día contuvo los fluidos de la felicidad. Desorden de noviembre posee "unidad de tono", esa cualidad que tanto ponderaba Horacio, y que confiere al poemario de María Jesús Silva una coloración que uno, caprichosamente, relaciona con el violeta, el añil de una seda desgastada y, acaso, el gris naval, con manchas aproximativas de óxido o de color yodo.
Juan Gracia Armendáriz
 
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada