...¿A QUIÉN NO PODRÁS AMAR? SI SÓLO HAY UN HOMBRE,
SI SÓLO HAY UNA MUJER, SI SÓLO HAY UN MUNDO...
DANIEL MACÍAS.

viernes, 6 de febrero de 2015

JULIO RODRÍGUEZ - TIERRA BATIDA- POEMAS



HOSPITAL

Me miraba en silencio, recostado
en la cama extraña donde yacía,
sin moverse apenas,
sobre el duro colchón de aquella vida
que le había tocado en suerte.
Me miraba sin rabia ni ternura,
con lentitud (¿qué prisa
ha de tener quien sabe que la muerte
le ha echado el guante y no se piensa ir sola?).
Su cuerpo era un saco de cemento
que los años habían dejado caer
sobre aquella cama de hospital.
Tendría unos ochenta años,
con cierto parecido a Anthony Quinn
en sus últimas películas,
un campesino rudo de los Abruzos,
tal vez un albañil, un hombre de esos
capaces de construir
su casa con sus propias manos.
Me miraba esperando que le dijera algo,
cualquier cosa; no en vano,
ningún extraño se acerca
a un moribundo sin una buena razón.
Pero no dije nada: no sabía su idioma
ni sabía entonces que el dolor
habla la misma lengua en todas partes.
Sólo supe quedarme allí plantado,
aguantándole la mirada, mientras
en la cama de al lado la enfermera
extendía una sábana
sobre el cuerpo muerto de mi padre.

******

ORIGEN

Fue tu abuela quien dijo
a media voz una tarde cualquiera
con esa indiferencia
con que hablaba de todo lo importante:
"Hay miles de caminos,
millones de destinos posibles.
Pero sólo un punto de partida".

******

LAS COSAS PEQUEÑAS

No menosprecies nunca
el poder de una cerilla
ni de un temblor de labios:
en las cosas pequeñas
hallarás el origen del incendio.



Julio Rodríguez
Tierra Batida
Premio de Poesía Hermanos Argensola 2013
Visor de Poesía

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada