...¿A QUIÉN NO PODRÁS AMAR? SI SÓLO HAY UN HOMBRE,
SI SÓLO HAY UNA MUJER, SI SÓLO HAY UN MUNDO...
DANIEL MACÍAS.

sábado, 26 de septiembre de 2015

ANTONIO GAMONEDA - LIBRO DEL FRÍO - POEMAS 2



El animal que llora, ése estuvo en tu alma antes de ser amarillo;

el animal que lame las heridas blancas,
ése está ciego en la misericordia;
el que duerme en la luz y es miserable,
ése agoniza en el relámpago.

La mujer cuyo corazón es azul y te alimenta sin descanso,

ésa es tu madre dentro de la ira;
la mujer que no olvida y está desnuda en el silencio,
ésa fue música en tus ojos.

Vértigo en la quietud: en los espejos entran sustancias corporales y arden palomas. Tú dibujas juicios y tempestades y lamentos.


Así es la luz de la vejez, así

La aparición de las heridas blancas.


*****


Estoy desnudo ante el agua inmóvil. He dejado mi ropa en el silencio de las últimas ramas.


Esto era el destino:


Llegar al borde y tener miedo de la quietud del agua.


***** 


A la penumbra auricular no viene nunca el sonido del amanecer. Muge el silencio en las ocultas bóvedas y se desliza en tus membranas. Silban los pájaros y tu pasión es sorda.


Tú ya no estás en tus oídos.


*****


Ardes bajo las túnicas carnales.

Ha sido inútil la sutura negra:
No hay agua en ti. Todas las fuentes manan en otra edad
Y te enloquece la pureza de la copa vacía.

*****


Amé las desapariciones y ahora el último rostro ha salido de mí.

He atravesado las cortinas blancas:

ya sólo hay luz dentro de mis ojos.


*****


Antonio Gamoneda

Libro del frío

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada