...¿A QUIÉN NO PODRÁS AMAR? SI SÓLO HAY UN HOMBRE,
SI SÓLO HAY UNA MUJER, SI SÓLO HAY UN MUNDO...
DANIEL MACÍAS.

domingo, 10 de junio de 2012

BERTA PIÑÁN - TEMPORADA DE PESCA


Espaciu sacamos anzuelos,
dos boyes, la tanza. Con auténticu esmeru
discutimos el color 
de la mosca, la exacta
combinación de tonos
nel terciu.


El día qu'abrieren la veda baxamos
de mañana tempranu,
hasta'l pozu.
Tu esperabes en lleráu
contemplando'l silenciu, cómplice,
los colores que pasen
del ríu.


Hora tres d'hora yo chaba al
agua aquel cebu,
obstinada, voraz, como quien
conoz un destín cifráu
polos sieglos.


La segunda tarde, n'escureciendo,
saqué la primera: "Mira, tócala,
tovía sigue viva",
grité de la oriella
y d'esa supimos qu'elli mesmu
empezábemos a deprender
un llinguaxe nuevu, cruel,
esnudu.


Esa nueche volvimos a casa
con restos de sangre, les manes
puerques, felices.
Depués siguimos pescando
darréu, la temporada entera.


Foi la última y nunca
nun nos sintiéramos enantes
tan cerca.


          *********


Despacio sacamos anzuelos,
dos boyas, sedal. Con auténtico esmero
discutimos el color
de la mosca, la exacta
combinación de tonos
del aparejo.


El día que abrieron la veda bajamos
por la mañana temprano,
hasta el pozo.
Tú esperabas en el pedregal
contemplando el silencio, cómplice,
los colores que pasan
del río.


Hora tras hora yo echaba al
agua aquel cebo,
obstinada, voraz, como quien
conoce un destino cifrado
por los siglos.


La segunda tarde, al oscurecer,
saqué la primera: "Mira, tócala,
aún sigue viva",
grité desde la orilla,
y  en ese momento supimos que allí mismo
empezábamos a aprender
un lenguaje nuevo, cruel,
desnudo.


Esa noche volvimos a casa
con restos de sangre, las manos
sucias, felices.
Después seguimos pescando
sin parar, la temporada entera.


Fue la última y nunca
nos habíamos sentido antes
tan cerca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada