...¿A QUIÉN NO PODRÁS AMAR? SI SÓLO HAY UN HOMBRE,
SI SÓLO HAY UNA MUJER, SI SÓLO HAY UN MUNDO...
DANIEL MACÍAS.

viernes, 20 de diciembre de 2013

VIOLETA C. RANGEL - LA POSESIÓN DEL HUMO



Violeta. Violeta la del Born,
oficio sus labores,
carrer de Regomir, antes Comerç, antes Aldana
(así hasta doce), antecedentes tiene,
estado civil charnega (aunque no es cierto
y puedo hasta probarlo), valor tres mil,
pensión aparte.

            *****

Supón por un momento que tu vieja por cien pavos
se lo hace en los camiones con cualquiera,
que la bofia por dos gramos te manda pal talego,
que el cabrón de tu vecino le ha metido
por dos veces fuego a tu garito,
y ese menda te ha dejado un marrón en las entrañas,

que estás viva,

tan completamente viva, que  qué importa
ponerles por delante el pastelito envenenado
que guardas en los muslos,
mar adentro.

          *****

En fin, querida mía,
que empieza la calor
y huele a heno y a compresas.
Un poco, cómo no,
a pescado pudriéndose en el cubo.
Los días, sí, parecen calcos al trasluz...
porciones exactas de metralla.

          *****

La deja entre mis muslos,
como un sable. ¿Qué más da?
No queda tiempo. Lejos de la casa,
en sus ruinas, parece despertar.
Sentir cómo se atiesa,
cómo va juntándose a mi carne,
cómo gime y cómo empuja y me revienta
sin que pueda desprenderla
ni decirle, !lárgate, vamos, lárgate,
muerte de mierda!

          *****

Lo miras divertida y te invitas a una copa.
Si su historia fuese buena,
si tratase de sucios tiparracos,
de drogas o de hoteles rojos como un cuerno,
de una muerte no explicada
o de una vida inexplicable
la cosa, cielo cambiaría.
Pero no. El muy petardo raja y raja de Acapulco,
entona al Aznavour con voz de franciscano.
Yo soy géminis, te suelta, y tú,
espera nena, espera, tú eres tauro.

Así es como el gachó
se agencia un quiqui allá en su tribu.

A esto del amor, le digo por ponerme interesante,
le va el carmín resquebrajado,
los parques últimos, el cigarro a solas,
las lunas abolladas,
los coches estrellados.
Me levanto a por gauloises.
Lo dejo con los ojos hundidos en la copa
aún más turbia que sus ojos.
Ya en la calle, 
me cuelgo de un polaco
y tarareo esa canción de la Piquer:
Y él vinooo en un baaarco...

           *****

Callados, con la lluvia,
recorremos la alameda
rompiendo besos a pedazos
y calentándonos a conciencia.
Donde otros han follado 
hemos follado, pero nada es hoy tan dulce
como el barro de tus muslos,
el chap chap de tu palomo trampeando.
Y sigue, sigue, sigue,

como si no ocurriera nada,
la lluvia en nuestros ojos.

           *****

Bajando por la rue dindon
hacia el embarcadero,
hoy, 23 de agosto de 1992,
me estremezco al pensar
en todos esos cuerpos que habité,
verdes tumbas saqueadas.

           *****

Hacer las cosas mal, sin propósito de enmienda,
sin que te tiemble el pulso, vamos.
                                                   Todo mal.
Levantar una casa en un peñasco
para que no duermas tranquila en esa casa.
Que en cada tempestad algo se caiga,
no soporte, se destruya.
Hacer las cosas mal,
tener el valor de hacerlas mal.
Dejar clavos en el suelo y cristales en los ojos.

Pero que quepas, que quepas tú
aunque no duermas,
Que quepas, que no haya
día que no pienses 
que estás a punto de palmarla,
de irte a la otra esquina,
que ya nadie te pueda librar de la desgracia.

             *****

Pudo ser ayer o hace un verano,
en una tarde de esas tontas
cuando andaba a saltos de los trenes
o bebía ron con esos guiris.

Pero no, te empeñas en venir
justo a esta hora,
cuando no llueve ni hace frío,
y estoy triste, y ya no tengo
ganas de abrir mi sangre a nadie.

En fin, es justo ahora,
con la olla por los suelos,
y unas ganas de morirme
a cualquier precio, cuando escucho
tus pasos en la hierba,
y llamas, llamas... ¡Dios!,

y corro a abrirte.

            *****

Hay noches en que llaga la cosa esta del río,
lo sientes como sientes que eres joven,
te preparas un café y el río sigue y sigue.
La noche deja en la venta una luz calva,
un olor a engrudo y sólo queda el río,
ese río de peces asustados.


Violeta C. Rangel
La posesión del humo
Baile del sol ediciones

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada