...¿A QUIÉN NO PODRÁS AMAR? SI SÓLO HAY UN HOMBRE,
SI SÓLO HAY UNA MUJER, SI SÓLO HAY UN MUNDO...
DANIEL MACÍAS.

lunes, 28 de abril de 2014

PALOMA CORRALES - EL RUNRÚN DE LAS PALABRAS


(fascinación)

de ti lo discontinuo
la alquimia de tus ojos
sobre el mar
como un haiku de agua
los intervalos
una respiración
otro silencio
de ti la búsqueda
los suspiros la urgencia
un circo y sus leones
esta mañana
este domingo
de ti
el asalto el misterio
y tus manos
cuando rozan
como un presentimiento.

            *****

como pan recién hecho

tú que te enamorabas de los sauces
con la mirada clara
por tener un amor
de carne y hueso, tú
que buceaste en todas las palabras,
en los suspiros rotos,
en las perchas de nadie,
al norte del lenguaje,

tú que nunca supiste las palomas
ni el orden de sus plumas,

tú famélico, tú quebrado,
tú sin miedo,
tú tan firme,
tan buen hombre,

tú que lates los hilos al borde de los gestos,

tú solo eres capaz
de llenar los vacíos que siempre nos delatan.

             *****

por tu voz

sobre las amapolas rojas,
por tu voz impregnada
en el después,
por el agua indefensa en tu prisa de noche,
por todas las semejanzas,
con las eses,
en el azul, azul, que nos sentencia,
en lo liviano,
por lo que brota y no tiene poema,
por las calas,
por si miras,
por esa soledad de siempre
que descifra el trasluz
(¿lo recuerdas?),
por la avellana, el tábano y el mosquito,
desde el mismo desorden,
el tuyo,
sin la costumbre de hacernos tenues,

por tu voz que tradujo la herida
de los vencejos.


              *****

quiero un poema

quiero
un poema desnudo
un poema
que alcance sin pudor
a contar
que ayer me masturbé
como en un desvarío
con velos transparentes
con ojos casi turbios
con espasmos tempranos
un poema que aborde
lo maldito
en la trampa de ser
que empuje
acaricie y penetre
en todas las edades
que perturbe la paz del abandono
y sangre cada sílaba
hasta morder la piel
así
así quiero el poema. 

          *****

sin embargo

con memoria suicida
hemos llegado
rehenes de nosotros mismos
antes de adivinar lo precario
y su follaje
antes de la caída y de los cuerpos

tal como éramos
           
ingenuos inaudibles

sin saber cómo suenan
las sombras y las luces
cuando visten la última palabra

sin saber que las horas nos ciñen
y nos presagian.



Paloma Corrales
El runrún de las palabras
Ediciones La Baragaña







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada